Archivo

Posts Tagged ‘mega yacht’

Lujo y velocidad a bordo del Pershing 115

septiembre 2, 2010 1 comentario

Precioso y elegante es como puede describirse al nuevo Pershing 115. La versión mas rápida y potente de este fantástico yate cuenta con un motor diesel de 5100 hp y adicionalmente una turbina Textron Lycoming que proporciona nada menos que 12,500 caballos de fuerza adicionales, que permiten desarrollar una velocidad máxima de 55 nudos, algo sorprendente para un yate de estas dimensiones. Para tener una idea mas clara, a esa velocidad puede navegar de Miami a Bimini en algo menos de una hora.

No solo encontrará velocidad, el lujo esta por todas partes, desde el salon principal hasta las cabinas de huespedes, el yate cuenta con todas las comodidas que puede requerir para viajes largos.

El yate ha sido diseñado por Ferretti Engineering / Fulvio De Simoni y el diseño interior ha estado a cargo de Fulvio De Simoni / Pershing.

Tener la ocasión de navegar con una embarcación de más de 35 metros de eslora que alcanza una velocidad de 55 nudos y que puede recorrer más de 470 millas náuticas (alrededor de 870 kilómetros) sin repostar, es una experiencia difícil de relatar con palabras. La fascinación que produce a quien se adentra en esta nave llega a ser tan irracional que, incluso, uno llega a justificar su precio (15 millones de euros aproximadamente) y su brutal consumo (unos 1.800 litros de combustible por hora cuando se activa la turbina de gas). Son los números de una de las embarcaciones de lujo más espectaculares de todos los tiempos.

El salón principal es una buena muestra de las sorpresas que guarda el yate. Sobre un suelo de madera de wangé (sólo los baños y la cocina tienen un pavimento fabricado con un material diferente) tres enormes y modernistas sofás blancos y una mesa triangular crean un espacio de relax en el que, una vez sentado, se desliza desde el techo una televisión de plasma de grandes dimensiones.

En la misma estancia se encuentra el comedor, donde destaca una mesa para 12 comensales rodeado por muebles de madera de roble y acero, en su diseño del prestigioso Fulvio De Simoni.

El exclusivo diseño también hace acto de presencia en los camarotes, que se encuentran en el nivel inferior. En la habitación del armador y en la VIP, las camas, de grandes dimensiones, carecen de patas y la sensación es de estar suspendidas en el aire. La primera de estas habitaciones, la también denominada master, ocupa casi totalmente el ancho de la embarcación, circunstancia inverosímil en la mayoría de los yates terrenales y que otorga una luminosidad inconcebible en náutica.

Otros dos camarotes dobles para pasajeros y otros tres para la tripulación, con sus respectivos baños, completan la zona de noche del Pershing 115 Gas Turbine.

Dicho alojamiento tiene su propio baño en otro ejemplo de arte: suelo de acero, mosaicos de mármol, diferentes niveles y grifería futurista.

Tampoco es nada convencional la cocina, que se encuentra en la popa del barco al lado de las habitaciones del servicio. Se trata de una cocina modernista traslúcida cuyas dimensiones son como las de cualquier cocina de un hogar y no, como ocurre en casi todos las embarcaciones, incómodas reducciones a escala para tratar de ganar espacio. La ‘bala’ italiana es un exceso de lujo y holgura en cada uno de sus detalles.

En resumen, el Pershing 115 es el yate más grande y lujoso del astillero italiano y seguramente uno de los barcos que más fascinación suscita en el mundo por su diseño e innovadora tecnología. 35 metros de eslora de elegancia y sofisticación.

Fuente:  http://www.pershing-yacht.com

El exclusivo diseño también hace acto de presencia en los camarotes, que se encuentran en el nivel inferior. En la habitación del armador y en la VIP, las camas, de grandes dimensiones, carecen de patas y la sensación es de estar suspendidas en el aire. La primera de estas habitaciones, la también denominada master, ocupa casi totalmente el ancho de la embarcación, circunstancia inverosímil en la mayoría de los yates terrenales y que otorga una luminosidad inconcebible en náutica. Dicho alojamiento tiene su propio baño en otro ejemplo de arte: suelo de acero, mosaicos de mármol, diferentes niveles y grifería futurista.

Otros dos camarotes dobles para pasajeros y otros tres para la tripulación, con sus respectivos baños, completan la zona de noche del Pershing 115 Gas Turbine.

Tampoco es nada convencional la cocina, que se encuentra en la popa del barco al lado de las habitaciones del servicio. Se trata de una cocina modernista traslúcida cuyas dimensiones son como las de cualquier cocina de un hogar y no, como ocurre en casi todos las embarcaciones, incómodas reducciones a escala para tratar de ganar espacio. La ‘bala’ italiana es un exceso de lujo y holgura en cada uno de sus detalles.

Anuncios
Categorías:Yates Etiquetas: ,